Formamos parte del equipo introduciendo la figura del coach en tu empresa. 

 

Estamos ante un mundo en constante cambio, en el que las empresas y sus equipos se enfrentan continuamente a nuevos retos, como la gran competitividad, el aprendizaje continuo, la movilidad del personal, la globalización o las exigencias de un cliente cada vez más seguro de lo que busca y por lo tanto más exigente. Hoy, más que nunca, la especialización, la diferenciación y la honestidad son fundamentales, por lo que desarrollar capacidades y actitudes como ser humano es el camino para conseguirlo.

Creemos en que una de las funciones principales del líder es la de trabajarse a sí mismo para desarrollar a su equipo, y hacer así crecer su negocio de forma ecológica. A la vez que desarrolla a cada miembro del quipo, consiguiendo así un sistema alineado, enfocado y emocionalmente inteligente.

Como coaches, nuestra función es equilibrar ambas realidades: conocer y estudiar las posibilidades empresariales y, a la vez, trabajar las habilidades personales,  para llevar a cabo, y de una forma eficaz, los objetivos propuestos.

En definitiva, nuestro trabajo es conocer el potencial y las capacidades del personal que forma la empresa y ayudar a utilizar los recursos disponibles para motivar y promover el crecimiento personal y empresarial, impulsar todas aquellas situaciones que tengan que ver con actitudes, comportamientos y creencias, tanto indivisuales como de equipo, que estén generando malestar e impidiendo avanzar en la dirección correcta para el éxito de todos.

Qué logramos:

  • Potenciar las habilidades individuales

  • Mejorar las relaciones entre compañeros

  • Delimitar y especificar los roles

  • Ayudar a trabajar en equipo

  • Conocer las debilidades y fortalezas de cada miembro

  • Mejorar la comunicación con los clientes

  • Aumentar la motivación del equipo

  • Aportar herramientas para enfrentarse al cambio y la incertidumbre

Tenemos todas las preguntas, tú todas las respuestas